lunes, 6 de julio de 2020

A HIDDEN LIFE

A Franz le recriminan en varios momentos de "A hidden life" (Terrence Malick, 2019) que su sacrificio es inútil y no va a poder cambiar el curso de los acontecimientos. Pero claro, ¿qué hacer?, ¿esperar a que más personas decidan hacer lo mismo?, ¿actuar en contra de las propias convicciones?, ¿pueden medirse las convicciones en términos de utilidad o inutilidad?, ¿cómo es posible que en las guerras no existan más objetores de conciencia como Franz, dispuestas a morir ellos antes que matar a otro ser humano?, ¿por miedo?, ¿por alienación?. Pero es que además el sacrificio de Franz, un adecuadísimo August Diehl, va más allá del simple horror a matar, le ofrecen un puesto en un hospital y lo rechaza porque ha de jurar fidelidad a Hitler.

Malick construye una película, casi una obra epistolar, con debilidades evidentes, con un uso abusivo y a veces grotesco de la cámara en mano y un montaje menos inspirado que en sus obras magnas donde en algunos segmentos queda demasiado al descubierto la fina línea que separa al cine poético filmado con planos-verso, del trailer alargado a las tres horas.

No me parece una de sus mejores películas pero le cuento dos cosas a su favor que me gustan mucho que vienen a ser en el fondo la misma. Que manteniendo sus modismos consiga rehuir la parodia de si mismo, algo que francamente me estaba preocupando, y que se tome en serio lo que cuenta y que me convenza y emocione a través de ello, muy bien dirigida en ese sentido la actriz Valeria Pachner en el papel de Fani, esposa de Franz, y muy bien utilizada la música, como viene siendo habitual.

Una cosa es que el cine no tenga que ser contenido, que estoy convencido de ello, y otra cosa es que las propuestas se construyan forzosamente sobre el vacío.

Que hablen en inglés, una lengua ajena al contexto, es una convención que tienen millones de películas, lo que no entiendo es que se escuche en segundo plano tantísimo alemán. Ese choque es bastante más inusual y extraño en la Historia del Cine.

Recomendable o no según el momento en que se encuentre la "relación" de cada aficionado con el director. Yo no la destacaría en su obra pero quizás en un año tan raro y que promete alegrías limitadas un top 2020 mío sí podría ser.

miércoles, 1 de julio de 2020

NOVELAS JUNIO 2020



LAS GAFAS DE ORO:Tras 83 películas de confinamiento, se rompió por fin la inercia. Creo que ante un nuevo encierro intentaría no dejar pasar el tiempo sin lecturas así, que me gusten de verdad, acostarme a una hora normal, acotar seriamente el teletrabajo, no descuidar el ejercicio y dejar más un poco más a su suerte el cine."El jardín de los Finzi-Contini" me había gustado pero ésta tanto o más, ambientada en la misma Ferrara de los años 30 y la proclamación de leyes raciales en la Italia fascista.Y tras empeñarme en leer tochos que no podía asumir con este ritmo diabólico que llevaba, ni me imaginaba que Bassani era perfecto para retormar las novelas. Próximamente desconfinamiento de la ópera.


A ESTE LADO DEL PARAÍSO:Repaso en mis cuadernos de bitácora las cosas que he escrito sobre "El gran Gatsby" y no hay ni una sola apreciación matizada o abiertamente negativa sobre ella, ni la más mínima reserva o cuestionamiento. Aún así las notas sobre "Suave es la noche" son aún mejores y casi diría lo mismo sobre esta soberbia, soberbia, soberbia "A este lado del paraíso". Cosa que no digo ni para cuestionar a Gatsby ni para dármelas de heterodoxo, ambas cosas resultarían absurdas viniendo de alguien que no tiene ningún tipo de crédito en los estudios literarios, simplemente es algo dicho de corazón. Primera novela de Scott Fitzgerald, obra mayúscula sobre un personaje extraordinariamente bien dibujado cuyo dulce destino de guapo e inteligente se ve truncado por la Guerra y los desengaños personales. Melancolía marca de la casa pero también una excelsa construcción muy fragmentada que mezcla prosa, teatro, poesía, y que como en todas las novelas que me gustan tiene pasajes que no me parecen tan seductores (como su paso por Princeton) para ceder el paso a otros deslumbrantes (como su historia con Rosalind). Genial novela.

PELÍCULAS JUNIO 2020




















viernes, 12 de junio de 2020

UNE FEMME DOUCE



Si nunca una buhardilla parisina pareció tanto de San Petersburgo como en "Pickpocket" y el condenado a muerte que se escapa sabemos que lo hace de "la casa muerta", llegó un momento en que Bresson ya no escondía que era la reencarnación de Dostoievski solo que practicando el gran Arte de su época. "Une femme douce" es una película profundamente literaria de ideas visuales inagotables, varias por plano. Creo que "Cuatro noches de un soñador" aún me gusta más si cabe, y se despidió del cine con "El dinero", sobre el más dostoievskiano de los relatos de Tolstoi.















lunes, 8 de junio de 2020

NO SAD SONGS FOR ME

El Arte asombroso del melodrama que nunca deja de depararme sorpresas y experiencias absolutamente maravillosas. Nunca sabré describir por qué en películas con mucha música y frases tremendas, lo que las domina no es lo evidente sino algo oculto en la puesta en escena que rinde y sublima el exceso. Cómo ante tanta música y tanta carga en el diálogo son los silencios y lo que no se dice lo que se adueña de la película. 

"No sad songs for me" habla de enfermedad y muerte, temas que no me interesan ni me atraen en el cine salvo que el Cine sea capaz de darles esa capacidad purificadora que los eleve por encima de una vulgar experiencia sádica. A mi esta película me parece sensacional, llena de escenas absolutamente prodigiosas que podría enumerar durante párrafos y sus minutos finales una puñetera exquisitez. Venía muy recomendada y la intenté encontrar hace años en dvd pero en aquel momento estaba medio descatalogada y me olvidé de ella. No sé por qué tras ver una ayer de André De Toth me he acordado nuevamente (y eso que es de Rudolph Maté) pero solo recordaba "mujer que se va a morir de cáncer y 1950", únicos datos con los que en casa han podido obrar el milagro.